Mercedes-Benz metió a un Clase G original en ámbar
19/1/2018 Salones del Automóvil

Mercedes-Benz metió a un Clase G original en ámbar

Para el NAIAS, la marca alemana encapsuló un modelo de 1979 en una escultura peculiar.

No todo son concepts y lanzamientos en el NAIAS. Entre las múltiples cosas que aparecen en el Salón, una llama poderosamente la atención. Claro, hablamos de un Mercedes-Benz Clase G del año 1979 encapsulado en algo que busca similar al ámbar.

Así como lo leés. Se trata de un coche real, fabricado en el primer año de producción del íconico Gelandenwagen, insertado en un cuerpo que le da un toque Jurassic Park. La obra se llama "Stronger than Time" ("más fuerte que el tiempo") y está hecha en resina sintética. Se necesitaron 44 toneladas de este material, que forma un prisma de 5,5m de largo, 2,55 de ancho y 3,1 de alto. 

La tarea de encapsular este vehículo pareciera sencilla, pero en realidad el trabajo tomó un mes y medio. Cada día, los artesanos de esta obra iban poniendo una cierta cantidad de resina ámbar sintético para que fuera secando y así creciendo apenas 30mm por día.

Después de su exhibición en el Salón de Detroit 2018, el Clase G petrificado será llevado a los mercados donde sea lanzado la nueva generación del Clase G.

 

 

Galería Mercedes-Benz Clase G 1979 en ámbar

Mercedes-Benz Clase G cubierto de resina

1 de 7

¿Qué opinás? Contanos