El mercado argentino va a seguir siendo muy competitivo
26/1/2018 Industria

El mercado argentino va a seguir siendo muy competitivo

Entrevistamos a Carlos Zarlenga, presidente de GM Mercosur y nos cuenta sus proyecciones para el país.

Durante el Salón de Detroit, primera gran muestra automotriz del año, tuvimos oportunidad de sentarnos en una rueda de prensa con el máximo responsable de GM para nuestra región y nos contó todo sobre los futuros planes de Chevrolet, el panorama del Mercosur, el progreso de la producción en el centro industrial de Rosario y mucho más.

Si hay algo que distingue a Zarlenga es su claro análisis de la situación y la capacidad de proyección con los datos que maneja. Sin embargo, en esta entrevista quedó afuera algo vital, su amor por los autos que incluye utilizar un Camaro como su auto diario y participar en categorías menores del automovilismo.

Pasemos ya a las preguntas y sus respuestas

¿Están pensando en nuevas alternativas para el mercado argentino?

Si vemos los segmentos donde participamos en Argentina, estamos en los más importantes donde está el volumen, y también quiero enfocar al equipo en esos segmentos, quiero que todo el mundo entienda dentro de la compañía que tenemos primero que hacer un trabajo en lo que ya estamos y no solamente pensar en incursionar en cosas nuevas.

El mercado brasileño parece estar iniciando un repunte fuerte ¿Cómo ve el panorama para este año?

En lo que va del año [al 14 de enero] en Brasil se patentaron 79.000 unidades, que es un 21% por encima de lo que fue el año hasta el 14 de enero de 2017. En este plazo nosotros estamos con un marketshare 17,9%, que está bien por encima del segundo colocado, pero también por encima de lo que habíamos hecho nosotros en diciembre y en el principio del año pasado. Yo diría que el arranque en Brasil no podría haber sido mejor, tanto desde el punto de vista de industria, volumen y share. También se está moviendo muy bien el segmento de pick-ups y el de SUVs.

¿Esto beneficia a la fábrica de Rosario?

En los mercados del mundo el segmento de los sedanes C se contrajo, pero en Brasil no, sigue creciendo, con lo cual sin duda beneficia a Argentina. 

Yo creo que sí, al Cruze le está yendo muy bien, es el Nº2 en Brasil, y si lo miramos sin el canal de ventas directas, flotas, es Nº1, o sea que con el consumidor eligiendo el producto en el concesionario es número 1.

¿Cuántos Cruze le venden por mes a Brasil?

Primero, todos los Cruze que se venden en Brasil se fabrican en Argentina y se exporta alrededor del 80% de la producción. El número que vendemos en Brasil es de 40.000 unidades año aproximadamente. Eso es con el tamaño de la industria a 2,2 millones de unidades, con una proyección a 2,6 millones van a ser más. Respecto de Brasil, nuestras previsiones van entre 2,4 y 2,6 millones de unidades.

¿Cómo ven el mercado argentino?

Creemos que va a estar en torno del millón, contra un 2017 de 903.000 unidades.

¿Creen que el repunte de Brasil puede afectar al mercado argentino?

Creemos que el mercado argentino va a estar en torno del millón

Yo creo que lo principal que va a afectar al mercado argentino en cuanto a precios fue la depreciación del peso entre fines del año pasado y principios de este. Yo creo que eso va a generar una presión porque influye sobre los costos. Desde el punto de vista de competitividad, creo que el mercado argentino va a seguir siendo muy competitivo, van a seguir habiendo ofertas. Todo el mundo ajustó en la caída, con lo cual puede haber momentos donde la demanda esté por encima de la oferta y eso impacte en las condiciones de venta, pero lo veo muy lejano por ahora.

A medida que retome el crecimiento en Brasil, y no creo que sea en el 2018 porque 2,6 millones está muy por debajo del pico, probablemente veas más cuestiones de capacidad, de limitación de producción, etc., donde se puede reordenar un poco el mix entre Argentina y Brasil.

¿Crees que sigue el mercado donde las marcas empujan las ventas?

Esa tendencia se va a mantener, quizás un poco menos, pero se va a mantener.

¿Y la locomotora de ese empuje va a seguir siendo GM?

Hoy estamos lejos de ser los más agresivos en la competencia de precios e incentivos

Yo no sé si esto es tan así. A fin de 2015 cuando asume el nuevo gobierno en cuestión de semanas se anuncian tres cosas: la eliminación de las retenciones a las exportaciones, la eliminación de las DJAI y la normalización del proceso de pagos de exportaciones. Cuando ves esas tres cosas y al mismo tiempo ves que tenés una capacidad instalada en Brasil para fabricar 5 millones de unidades -todas diseñadas para que se vendan en ambos mercados- y sabés el nivel de competitividad que hay en Brasil, era lógico que iba a ocurrir en Argentina porque todo el mundo iba a operar de la misma forma en ambos países. Lo que hicimos nosotros fue darnos cuenta que iba a ocurrir y adelantarnos, y por eso nos fue tan bien. Pero eso fue en 2016 y en 2017, y creo que es algo que hoy se ha normalizado, de hecho nosotros estamos lejos de ser los más agresivos en la competencia de precios e incentivos hace más de un año y medio.

¿Acercándose el 2020 cuando el Flex tenga que cumplirse, cómo ves que eso altere la oferta de las marcas?

nosotros hicimos un plan para cumplir el Flex

Vimos un poco de eso el año pasado, en algunas marcas, pero en el sentido del Flex te voy a decir que nosotros hicimos un plan para cumplirlo. Evidentemente ese plan responde a cómo evolucionan las industrias, si Brasil este año no es 2,6 millones las cosas cambian, pero dentro de un rango de actividad normal nosotros hicimos un plan para cumplir el Flex.

Nosotros impulsamos el Flex a 5 años porque el concepto es balancear ciclos económicos entre los dos países en un plazo más largo y no año a año. Entonces si uno impulsa algo, después lo tiene que cumplir, y cada uno decidirá como lo cumple.

¿En el caso de no cumplirse con el Flex, se toma por marca o por industria?

El proceso es que primero se determina el cumplimiento a nivel industria. En el caso que la industria como un todo haya cumplido con el Flex en un período de 5 años, termina ahí. En el caso de que la industria no cumpla, ahí empresa por empresa tiene que responder a su propio número de Flex y a las propias tarifas de importación que tengan que pagar para cumplir con lo excedido o no. Las que estén por debajo tendrán créditos fiscales para vender.

Lo importante es que se haga cumplir el Flex porque hay muchas inversiones que ocurrieron en base a eso. La credibilidad del mercado y la del gobierno tiene que ver con cumplir normas.

¿Para que las automotrices cumplan con el Flex, cuánto debería ir subiendo el mercado brasileño en 2019 y 2020, para que le cierre la ecuación a las automotrices?

No se te decir a todas, pero te puedo decir a nosotros y no tenemos problema con un plan de Brasil en 2,5 millones este año, 2,8 millones en 2019 y poco más de 3 millones en 2020.

¿Cómo ves la evolución de los precios de 0km en Argentina respecto de la inflación?

Creo que en 2018 vamos a ver una aceleración en los precios de los 0km

En 2016 la inflación estuvo en torno del 36% y en el mercado se hizo menos del 25%, si sumas incentivos, casi el 20%. El año pasado también el aumento de precios de la industria estuvo por debajo de la inflación, creo que te da 16% contra 24% de la inflación. Lo que estamos viendo, justamente por la competitividad, son aumentos menores a la inflación.

¿Por qué sucede esto? Bueno porque el tipo de cambio se mantuvo relativamente estable, en 2016 hubo un proceso de depreciación y en  2017 estuvo más tranquilo hasta los últimos meses. Creo que en 2018 vamos a ver una aceleración en los precios de los 0km pero principalmente impulsado por el dólar.

Ahora que se cambió el impuesto interno, ¿se van a separar los precios de los SUV B respecto de los autos del segmento C, o la gente validó esta similitud?

en el caso de los que compraron un sedán del segmento C la primera alternativa es un SUV B.

Mirándolo en Brasil, donde no hubo este impuesto, en nuestros estudios donde le preguntamos a los usuarios cuál sería la alternativa al vehículo que compró, en el caso de los que compraron un sedán del segmento C la primera alternativa es un SUV B. Yo te diría que hay una correlación en la forma de pensar de la gente respecto de la intercambiabilidad del producto. Entonces te diría que el fenómeno de precios responde a la percepción de producto antes que al tope del impuesto. En Brasil es el tope de línea de los SUV B contra el entrada de gama de los sedanes C.

Teniendo en cuenta que Argentina se dedica a sedanes C y Pick-Ups y que los primeros van en caída mientras suben las ventas de SUV B, ¿eso va a llevar a una reconversión industrial en el país?

Mirá lo lejos que fuiste para preguntarme que auto vamos a fabricar en Rosario… (risas)

Creo que vas a ver mucho SUV B, todo tipo de crossovers, pick-ups más pequeñas… seguimos teniendo que fabricar productos de alto valor agregado, no sé si vamos a ver autos B hechos en Argentina, pero de vista al Flex probablemente va a ir más hacia lo que tiene valor agregado más alto que balancea mejor el comercio con Brasil y el tipo de vehículos van a ser esos. Tiene que tener volumen también, ese es el problema con hacer un SUV del segmento C.

 

¿Qué opinás? Contanos